Masaje relajante «mátameahora»

También llamado «mátameahoraquesoyfeliz»; sí, así se queda quien recibe este masaje…

En la relajación profunda la mente se sana a sí misma.

A través de un contacto físico enraizado en un profundo amor incondicional puedo ayudar a inducir estados de relajación profunda donde ocurra una sanación emocional. No es magia, de hecho, es algo sencillo y no invasivo. Son masajes donde se induce un estado de relajación profunda con delicadeza, lentitud y mucho, mucho amor.

Lo ofrezco porque son sanadores tanto física como emocionalmente, y lo bueno se comparte.

Puedo dar masajes de relajación corporal, masajes de pies y piernas, de manos y brazos, de espalda… Es cuestión de elegir fecha y ponernos a ello.

Si tienes una lesión y necesitas un fisioterapeuta, conozco a uno que también lo ofrece como un regalo.

Advertisements